Entre los estudios artísticos más destacados de Leonardo da Vinci (1452-1519) se encuentran sus dibujos anatómicos del cuerpo humano, logrados gracias a la disección de cadáveres, una práctica condenada por la sociedad de su tiempo. A través de lo que podría considerarse como el primer “laboratorio” conocido de “cirugía en cadáver”, su legado contribuyó notablemente al conocimiento del cuerpo humano y al adelanto de la ciencia médica.

Hoy, la cirugía en cadáver es una técnica de práctica y enseñanza quirúrgica muy utilizada en traumatología para el abordaje de distintas patologías articulares. No emplea cadáveres completos, sino partes reales como caderas y rodillas congeladas o embaslamadas.

El ingeniero físico-médico Gabriel Gesnouin, Especialista de Producto-Cirugía Cono Sur, a través de un curso en lo que será el primer laboratorio de cirugía en cadáver en Chile, promueve los Arcos en C móvil OEC Brivo Plus desarrollados por GE. “Estos sistemas de imagenología de alta calidad son líderes en el mercado mundial y están diseñados para ayudar los cirujanos a aumentar su rendimiento en el quirófano, reducir los riesgos de la radiación imagenológica y mejorar la atención al paciente”, señala Gesnouin.

El curso se enfoca en la técnica quirúrgica de artroscopía de cadera en combinación con el Arco C de GE, cuyas ventajas tecnológicas son alta definición de imagen, bajas dosis de radiación y fácil manejo. Teniendo como sede la Clínica Santa María y la Universidad de los Andes de Chile, el curso es impartido por dos especialistas chilenos y uno mexicano, con la participación de 12 cirujanos ortopédicos de hospitales públicos y privados de Chile.

La artroscopía de cadera es una intervención quirúrgica mínimamente invasiva que consiste en practicar pequeños cortes en la cadera del paciente por los que se introducen el instrumental quirúrgico y un artroscopio (sonda con una pequeña cámara). “A través de este curso”, comenta Gesnouin, “buscamos demostrar que el sistema de baja radiación del Arco en C de GE basta para practicar artroscopías más rápidas y exitosas no sólo en cadera, sino en cualquier parte del cuerpo”.

El Arco C móvil de GE proporciona resultados precisos y confiables en tiempo real, lo que reduce sustancialmente el tiempo de la intervención quirúrgica y los riesgos de radiación excesiva. “En Chile, los cirujanos no suelen ser plenamente conscientes del manejo responsable de las dosis de radiación que deben aplicarse. Esto tal vez se debe a que la preparación que reciben sobre radiación es demasiado general y no aplicada a su especialidad “, agrega Gesnouin.

No es la primera vez en la historia que el arte se pone al servicio de la ciencia médica. Si Leonardo pudiera ver las imágenes anatómicas que se obtienen a través de la tecnología actual de GE, sin duda las calificaría como verdaderas obras de arte tecnológico del futuro.