El Niño va a seguir ganando fuerza este año pero no va a intensificarse hasta convertirse en un fenómeno "el súper Niño", dado que el calentamiento de la superficie del océano Pacífico disminuirá, según informó un experto en meteorología.

La temperatura de la superficie del mar en el Pacífico no será suficientemente alta para convertirse en un fenómeno de intensidad más elevada, para lo que es necesario que se produzca una subida de 4 grados centígrados en el Pacífico tropical y de 2 grados en el océano a lo largo de la línea del Ecuador, dijo Ding Yihui, un experto senior de la Administración Meteorológica de China.

Ding indicó que posiblemente El Niño va a alcanzar una magnitud fuerte este año y va a durar 20 meses, un fenómeno históricamente raro.

Un "súper Niño" solo ocurrió tres veces en la historia reciente: en 1972, 1982 y 1997-1998, dijo Ding.

Desde este año, El Niño ha causado excesivas precipitaciones en el sur y el este de China durante el verano, mientras que en el norte ha sufrido graves sequías.