El Perú fue galardonado en Europa por su innovador mecanismo de financiamiento desarrollado en 3 importantes reservas protegidas para la conservación de sus áreas naturales y por la reducción de emisiones de deforestación y degradación de bosques (REDD+) , se destacó.

El premio otorgado en la categoría "Sustainable Forestry" se otorgó al fondo de inversión Althelia por dos proyectos realizados en áreas naturales protegidas del Perú junto al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) y la Asociación para la Investigación y el Desarrollo Integral (AIDER), para la conservación de paisajes en zonas con mayor diversidad biológica en el mundo y el desarrollo económico y social local.

Estos proyectos reconocidos se ejecutan en los parques nacionales Bahuaja Sonene y Cordillera Azul y la reserva nacional Tambopata, y son financiados por el Environmental Finance Award of the Year 2015 por la prestigiosa revista inglesa Environmental Finance.

Como parte del primer proyecto se estableció una asociación con el Credit Suisse para la emisión de “Nature Conservation Notes”, un producto financiero de conservación de la naturaleza que permite invertir en dicho mercado suscribiendo "tickets" del producto, dinero que es luego invertido en proyectos REDD+ en Tambopata, Bahuaja Sonene y Cordillera Azul.

El objetivo de este proyecto fue recaudar un fondo de 15 millones de euros para la conservación de estas áreas protegidas, meta que fue alcanzada en el mercado europeo en pocas horas.

El segundo producto constituye la inversión en proyectos REDD+ en el Parque Nacional Bahuaja Sonene y la Reserva Nacional Tambopata desarrollados e implementados por el Sernanp y AIDER, para la conservación de bosques, recuperación de tierras degradadas y el desarrollo de actividades de agricultura orgánica sostenible, que brinda a los agricultores locales la oportunidad de producir hasta 3.200 toneladas de cacao.

Para esta iniciativa se cuenta con el respaldo del Fondo de las Américas (FONDAM) mediante el cofinanciamiento de 2 millones de dólares.

Con este reconocimiento las áreas naturales protegidas del Perú ponen ante los ojos del mundo las oportunidades que brindan para invertir en su conservación mediante el desarrollo de esta herramienta como una estrategia que no solo contribuya a su gestión, sino que además promueven su uso sostenible y mitigación de las amenazas que podrían afectarlas.