Los Ángeles. La misión New Horizons de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA) reanudó las operaciones científicas normales luego de una falla y está lista para su histórico sobrevuelo de Plutón.

"Las operaciones científicas se reanudan hoy (este miércoles)", señaló la NASA el martes vía Twitter.

"El equipo celebra la confirmación de control de la misión de que nos dirigimos hacia Plutón, y que la secuencia de sobrevuelo de Plutón está en marcha", indicó el equipo de la misión.

La sonda del tamaño de un piano experimentó una falla a las 13:54 EDT (17:54 GMT) el 4 de julio, a 10 días de llegar a Plutón, lo que provocó que perdiera comunicación con la Tierra.

El centro de operaciones de la misión en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, en Laurel, Maryland, restableció la comunicación con la sonda New Horizons después de casi hora y media mediante la Red Espacio Profundo de la NASA.

De acuerdo con la agencia espacial, durante el tiempo que el piloto automático a bordo de la nave espacial reconoció un problema, cambió de la computadora principal a la de respaldo. El piloto automático puso a la nave en "modo seguro" y ordenó a la computadora de respaldo reiniciar la comunicación con la Tierra. Entonces, la sonda comenzó a transmitir telemetría para ayudar a los ingenieros a diagnosticar el problema.

La investigación de la anomalía ha concluido que no hubo ninguna falla de equipo o programas en la nave. La causa subyacente del incidente fue una falla de tiempo difícil de detectar en la secuencia de comando de la nave, la cual ocurrió durante una operación para prepararse para el acercamiento. No se planean operaciones similares para lo que resta del encuentro con Plutón.

La anomalía no representa ninguna razón para dudar de que la sonda New Horizons tendrá su planeado encuentro. Las observaciones científicas perdidas durante la recuperación por el incidente no afectan los objetivos básicos de la misión, con un efecto mínimo en objetivos menores.

"En términos de ciencia, no convertirá un evento A+ en uno A", señaló el investigador principal de la misión New Horizons, Alan Stern, del Instituto de Investigación del Suroeste, Boulder.

Luego del viaje de nueve años, New Horizons está a casi 3.000 millones de millas (4.800 millones de kilómetros) de distancia, donde las señales de radio, incluso viajando a la velocidad de la luz, necesitan 4,5 horas para llegar a la Tierra. La comunicación de ida y vuelta entre la nave y sus operadores requiere de alrededor de nueve horas.

El acercamiento mayor a Plutón está programado para el 14 de julio, cuando New Horizons pasará a 6.200 millas (10.000 kilómetros) de la superficie del planeta enano, a una velocidad de 27.000 millas (43.000 km) por hora.

La sonda realizará su primer estudio a corta distancia del cuerpo celeste distante y congelado y sus cinco lunas antes de continuar su jornada más profunda hacia el Cinturón de Kuiper para examinar uno o dos de los mundos pequeños antiguos y congelados de esa vasta región que se localiza al menos a 1.000 millones de millas (1.600 millones de km) más allá de Plutón.