Cerca de las ocho de la noche de este martes explosiones alertaron a los capitalinos que reportaron dos detonaciones inicialmente en el sector de Chapinero. Horas más tarde la policía emitió un comunicado pidiendo mesura a los ciudadanos debido a que no se había definido el origen de estas.

Este miércoles fuentes de la Policía de Bogotá han indicado que el origen fue los cerros orientales, más exactamente en cercanías del Cerro El cable, y que se habría tratado de un atentado que buscaría afectar la infraestructura eléctrica de la ciudad. De haber sido fructuoso gran parte de la capital se habría quedado sin energía eléctrica, sin embargo los daños fueron menores.

A esta hora autoridades se encuentran inspeccionando el perímetro para descartar la presencia de más explosivos.

Hasta el momento los hechos no han registrado ninguna herido ni daños materiales de consideración.

Se espera que en horas de la mañana la policía emita un comunicado dando mayores detalles sobre los hechos.