Bogotá. Colombia es el primer país de origen de refugiados en el hemisferio occidental por su conflicto armado, en un drama que no ha mermado en los últimos años pese a la mayor presencia de soldados en zonas controladas antes por grupos ilegales, reveló el miércoles un informe.

La Consejería para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) informó que 389.753 colombianos están como refugiados en otros países, la mayoría sin el reconocimiento de esa condición.

"A pesar de su invisibilización y el poco conocimiento de sus condiciones, los colombianos refugiados en el mundo representan el 11,7% del total estimado de colombianos en el exterior. Es decir que por cada diez colombianos en el exterior por lo menos uno es refugiado o se encuentra en condiciones similares al refugio", dijo Codhes.

"Sin embargo, solamente el 29% (aproximadamente 115.000) colombianos cuentan con el reconocimiento como refugiados", precisó el informe que se basó en cifras de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

El 46% de los refugiados colombianos reconocidos (53.342) se encuentra en Ecuador y el restante 54% en países como Estados Unidos, Canadá, Costa Rica, Argentina, Panamá y Venezuela, precisó el informe.

Codhes reconoció que recientemente otros países como Brasil, Chile, Uruguay y Nueva Zelanda abrieron sus puertas a colombianos en condición de refugiados.

A finales del 2009 la Acnur contabilizó 15,2 millones de refugiados en el mundo y un millón de solicitudes pendientes.

Colombia afronta un conflicto interno de más de cuatro décadas que, aunque ha bajado de intensidad, deja cientos de muertos al año.

En la confrontación, las Fuerzas Armadas combaten a la guerrilla izquierdista y a bandas criminales conformadas por antiguos paramilitares de ultraderecha.


Drama Interno. El conflicto desbordó las fronteras del país en la década de 1990 cuando cientos de colombianos comenzaron a huir a naciones vecinas.

Por otra parte, Codhes reportó que 280.041 personas fueron desplazadas en el 2010 en Colombia, es decir casi 32 cada hora, como consecuencia de la violencia por la confrontación.

La cifra es un 2,21% inferior a la del 2009 cuando la misma organización contabilizó 286.389 desplazados.

El informe alertó por el hecho de que más de un 30% de los desplazados el año pasado vivía en regiones en donde el gobierno realiza un programa de consolidación que incluye una alta presencia militar con programas de asistencia social, zonas que en el pasado controlaban la guerrilla izquierdista y los escuadrones paramilitares de ultraderecha.

"El hecho más notorio es que el 32,7% de esta población, al menos 91.499 personas, proviene de las zonas en donde se desarrolla el Plan Nacional de Consolidación Territorial", afirmó el informe del grupo que investiga el desplazamiento en Colombia.

El plan se implementó en 14 zonas que comprenden 86 municipios de 17 de los 32 departamentos del país en donde se realiza una acción integrada del Estado que hace énfasis en la superación del desplazamiento forzado, la protección de los derechos humanos, la reconciliación, la superación de la pobreza extrema y la consolidación del desarrollo.

De inmediato no fue posible obtener ninguna reacción del gobierno al estudio de Codhes.

A nivel mundial, Colombia es uno de los países más afectado por el desplazamiento interno junto con Sudán y superando otras naciones como Irak, Afganistán y Somalia, según Acnur.