Bogotá. Colombia y Estados Unidos iniciaron este lunes una nueva era en sus relaciones en las que incluirán temas de derechos humanos, medioambiente, energía, ciencia y tecnología, un cambio en la agenda históricamente centrada en narcotráfico, seguridad y comercio.

El presidente Juan Manuel Santos y su ministra de Relaciones Exteriores, María Angela Holguín, lanzaron el denominado "Diálogo de Alto Nivel de Colombia y Estados Unidos" en un acto al que asistió el sub secretario de Estado, James Steinberg.

"Esta visita la consideramos muy importante porque es el inicio de un replanteamiento entre los dos países en cuanto a sus relaciones, un replanteamiento que busca que Estados Unidos y Colombia se conviertan en verdaderos socios estratégicos en muchos temas tradicionales y otros nuevos", dijo Santos.

"La agenda tradicional que hemos mantenido los dos países, por supuesto mantiene unos temas que todavía son relevantes, pero que vamos a agregar unos temas nuevos que nos interesan a los dos países y que va a fortalecer las relaciones entre Estados Unidos y Colombia", precisó.

El mandatario mencionó entre los temas relevantes de la nueva agenda la integración energética, el medioambiente, la ciencia, la tecnología, la educación y la profundización de la democracia.

Pese a que Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones colombianas, el Congreso de ese país mantiene sin ratificar un Tratado de Libre Comercio que los dos gobiernos firmaron hace varios años por la violencia de que son víctimas los sindicalistas y los defensores de derechos humanos.

Temas sensibles siguen. El evento también contó con la asistencia del secretario adjunto de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela, y una delegación del más alto rango de diferentes agencias del Gobierno de Estados Unidos y de Colombia.

Steinberg destacó que la reunión en Bogotá es una oportunidad para relanzar la relación bilateral entre los dos países con una nueva agenda en la que se mantienen temas sensibles para Estados Unidos y Colombia.

"Vamos a tener una reflexión completa de nuestra relación, incluyendo temas como la energía, el medioambiente, las relaciones bilaterales y en general vamos a estar renovando nuestra relación", aseguró el funcionario.

"A medida que continuamos en este nuevo diálogo seguiremos enfatizando en la lucha contra las drogas, contra el delito que ha sido en los últimos años tan exitoso. Este éxito continuará, así como continuará nuestro diálogo", agregó.

Colombia es considerado el primer productor mundial de cocaína con más de 400 toneladas anuales, mientras que Estados Unidos es el principal aliado del país sudamericano en la lucha contra el narcotráfico y los grupos armados ilegales como la guerrilla izquierdista vinculados con el tráfico de drogas.

Desde el año 2000 Washington ha entregado a Bogotá más de US$6.000 millones en equipo militar, entrenamiento y programas de asistencia social para reducir los cultivos de hoja de coca y combatir la guerrilla izquierdista.

Así mismo, Colombia se convirtió en los últimos años en un importante aliado de Estados Unidos en América Latina, en momentos en que gobernantes de izquierda como el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, han ganado protagonismo en la región.