Panamá. El pleno de la Corte Suprema de Justicia de Panamá declaró legal la detención hace cerca de un mes de Gustavo Pérez y Alejandro Garuz, ex directores del Consejo de Seguridad Nacional de Panamá, en relación con un proceso sobre la supuesta escucha ilegal de llamadas telefónicas.

En un comunicado divulgado este viernes, la máxima corporación de justicia del país se pronunció respecto a recursos de habeas corpus presentados por la defensa de los imputados, que fueron funcionarios del pasado gobierno del presidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014).

Las detenciones se habían dado en atención de órdenes de la Fiscalía Auxiliar, y en relación con el delito contra la Inviolabilidad del secreto y derecho a la Intimidad.

La Corte indicó que en el caso de Pérez se cuenta con suficientes elementos probatorios que demuestran o acreditan que desde el año 2012 y principios del año 2014 se realizaba una labor de intercepción de teléfonos y correos electrónicos en el edificio conocido como 150, ubicado dentro de las instalaciones del Consejo de Seguridad Nacional, en la capital del país.

En cuanto a Garuz se consideró que los hechos demuestran que hubo una grave afectación a la intimidad y al secreto de las comunicaciones de un número plural de personas por parte de funcionarios del Estado.

La forma como se dio la detención fue cuestionada el mes pasado por miembros del opositor Partido Revolucionario Democrático (CD) -de Martinelli-, que criticaron la celeridad con que se dio el procedimiento y a horas de la madrugada.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela -del Partido Panameñista- ha reiterado desde que empezó su gestión de cinco años, el pasado 1 de julio, su compromiso de devolverle la institucionalidad al país y combatir a los corruptos.