Managua. Nicaragua es el segundo país de América Latina, después de Cuba, que logra un sistema de donación de sangre 100% voluntario y altruista, destacó este sábado la Cruz Roja Nicaragüense (CRN).

Con una donación de sangre se pueden salvar tres vidas en el país, declaró a periodistas la directora del Laboratorio de Servicio Nacional de Sangre de la CRN, Maritza Muñoz, con motivo del Día Mundial del Donante de Sangre.

La funcionaria de la CRN, señaló que de esta donación de sangre se obtienen tres productos o componentes, como son un paquete globular, un plasma fresco y plaquetas, los cuales son analizados para su utilización en pacientes.

Cada año se registran en Nicaragua unas 75.000 unidades de sangre provenientes de donadores voluntarios y altruistas, mientras que en América Latina y el Caribe sólo una de cada tres unidades proviene de donaciones voluntarias, el resto se obtiene de familiares e incluso de servicios remunerados.

El encargado de Servicios de la CRN, René Berríos, enfatizó que la donación voluntaria es más segura.

Agregó que los donantes voluntarios son personas conscientes, cuidan su salud y son honestos durante el interrogatorio médico realizado antes de la donación, para determinar si hay ciertos factores de riesgos, porque eso puede influir en trasmitir una enfermedad a través de la sangre.

Como parte de las actividades del Día Mundial del Donante de Sangre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) impulsa la campaña "Sangre segura para salvar a las parturientas".

Según la OMS, la campaña tiene el propósito de concientizar a la población sobre la importancia del acceso oportuno a la sangre y productos sanguíneos seguros en todos los países, en el contexto de un enfoque integral de la prevención de la mortalidad materna.