Cuba registró 91 fallecimientos por accidentes laborales al cierre de 2012, lo que significa un deceso menos en relación con el año precedente, indicó este lunes el semanario "Trabajadores".

La mayor cantidad de víctimas fatales fueron operarios de equipos y choferes, en tanto las incidencias más frecuentes resultaron los accidentes en la vía, por golpes, caídas de diferentes niveles y contacto directo con la electricidad.

El órgano de los sindicatos cubanos precisó que un 47% de esas muertes ocurrió por conducta inadecuada, que incluye insuficiente capacitación, métodos y procedimientos incorrectos de trabajo, sobre todo por "poca exigencia de los directivos".

La mayoría de los fallecidos trabajaban en los sectores agropecuario, del azúcar, la industria básica, la construcción, la industria alimentaria y la pesca.

Por territorios, La Habana registró la mayor accidentalidad mortal.

"Trabajadores" sostuvo que "a los sindicatos les falta agresividad para hacer cumplir lo establecido en cada lugar, como exigir las inversiones de medios y equipos de protección que muchas veces llegan cuando el accidente ya se produjo".