La Habana. Cuba retiró de sus puestos y exigirá responsabilidad penal a varios dirigentes del gobierno en la central provincia de Sancti Spíritus por violaciones de "carácter grave", desvío de recursos y "abuso" del cargo, informó este sábado un medio local.

El periódico Granma, medio oficial del gobernante Partido Comunista, nombró entre los implicados al vicepresidente y otros funcionarios del Consejo de la Administración Provincial de Sancti Spíritus, a unos 348 kilómetros al este de La Habana.

El diario informó además que Diana María Companioni renunció al cargo de presidenta de la Asamblea Provincial tras aceptar que incurrió en "la falta de vigilancia, exigencia y control", dijo Granma.

"La Asamblea revocó de su cargo al hasta ahora vicepresidente, Sergio Silvino Carpio Mesa, por violaciones e indisciplinas de carácter grave y fueron ratificadas medidas disciplinarias de separación definitiva del órgano a tres vicepresidentes (...) por incurrir en abusos en el ejercicio del cargo y desvío de recursos con fines de lucro", dijo el diario.

"A los implicados en estos hechos se les exigirá responsabilidad penal", agregó, sin ofrecer más detalles.

Desde que Raúl Castro reemplazó en la presidencia de la isla a su hermano Fidel en el 2008, emprendió la más profunda reestructuración del gobierno en varias décadas.

En el 2009 destituyó a más de una decena de ministros, incluyendo al canciller Felipe Pérez Roque y al vicepresidente Carlos Lage.

A fines de marzo reemplazó al ministro de Economía y Planificación Marino Murillo, a quien había encargado "supervisar" las reformas económicas que deberán ser aprobadas este mes en un congreso del Partido Comunista.