Londres. Un jarrón chino descubierto durante una limpieza de rutina en una casa de las afueras de Londres se vendió el jueves por 43 millones de libras (unos US$69 millones), 40 veces su estimación y un récord para una subasta de una obra de arte de Asia, dijo la casa responsable de la subasta.

"Es un récord mundial para una pieza de arte asiático", dijo Helen Porter, de la casa de subastas londinense Bainbridges, a Reuters.

"Forma parte del final de la semana de arte asiático, así que había un montón (de compradores) y la sala estaba absolutamente llena de gente china pujando entre sí", añadió.

El precio no incluía el 20% de comisiones e impuestos.

"(La puja) se alargó durante media hora. No sabemos exactamente quién es el comprador. Creo que estaban comprando en nombre de alguien, pero creo que son chinos", añadió.

La venta pone de relieve la intensa y creciente competencia entre chinos de alto poder adquisitivo para hacerse con piezas excepcionales de su patrimonio cultural, y cualquier cosa asociada con la China imperial parece ser particularmente atractiva.

Según la casa de subastas, el jarrón, de la década de 1740 y el período Qianlong, estuvo "sin duda" en el Palacio Real Chino y se fabricó en los hornos imperiales.

Bainbridges dijo que se desconocía cómo había terminado en Londres la pieza, de unos 40 centímetros de alto. Su procedencia se describió simplemente como perteneciente a una colección de una familia inglesa, probablemente adquirida durante la década de 1930.

"Es una obra maestra", escribió la casa de subastas en su blog antes de la venta. "¡¡Si pudiera hablar!!".

El jueves, un sello de un dragón de jade blanco que perteneció al emperador chino Qianlong (1711-1799) se vendió por 2,7 millones de libras (US$4,3 millones) en la casa de subastas Bonhams. El sello de cuatro centímetros cuadrados fue adquirido por un comprador chino no identificado desde Pekín.