¿Te encontraste a la actuación o la actuación te encontró?

-Siempre quise hacer con mi vida algo entretenido. Cuando niña me gustaba cantar, pero siempre me rondó un miedo por el futuro. Cuando tuve la oportunidad de acercarme al teatro, encontré que era un lugar terapéutico.

-¿Por qué ser rostro publicitario?

-Me parece bien porque son lugares no ocupados, por personas trans, como es el caso nuestro en Chile.

-¿Qué te pasó con Almodóvar y la Flor de mi Secreto?

-Hay cosas que te pasan de forma muy personal con ciertas obras o películas y yo siento que esa película, en particular, significó una apertura muy especial para mí en mi intimidad.

-No se puede contar más...

-Ah, obvio, lo demás sería entrar en detalles que no he contado jamás en la prensa.

-El arte, la música, la actuación, ¿te ayudaron a tu proceso de transición?

-Todo eso fue una compañía posterior al proceso transicional, porque antes solo cantaba de hobby. La transición significó gastar mucha energía en el intentar entenderme o comunicarme y encontrar mi nueva imagen. Por eso, figuras como David Bowie, Annie Lennox o Brian Molko, fueron referentes importantes.

-La ambigüedad te definía entonces.

-Claro, pasé por un periodo de androginia, me gustaba por un momento, era cómodo para mí, porque aún no definía en qué momento tirarme a comunicarlo completamente. 

-¿Estamos cambiando como sociedad al tema trans y de las libertades sexuales?

-Chile está viviendo tiempos de cambios, de convulsión, de cambios radicales que son necesarios en materia de inclusión y diversidad sexual. 

-El Bus de la libertad no ayudó a eso claramente... 

-Me parece algo alarmista y que provoca divisiones, que no son divisiones ideológicas como se hizo ver, sino cosas conceptuales que están equivocas, y en ese error, pueden caer un montón de familias que pueden confundirse. El problema es que la vida no se recupera.

-Es generar un odio gratuito al final...

-Sí, todo aquello que genera ese tipo de odio es una forma desesperada de intentar detener algo, que no es otra cosa que la libertad de ciertas personas que hemos estado oprimidas por siglos.

-¿Te representa el Movilh o Rolando Jiménez?

-No, pero valoro el quehacer de las instituciones de la diversidad, pero no me identifico con ninguna. 

-En tu paso por el Festival de Berlín ¿te sentirse representando un poco a las mujeres trans género?

-Yo me lo tomé con responsabilidad, me pongo prestado el traje y la actitud de la diva, para caminar siempre intentando mostrar y decir algo más, fuera de un producto de moda. Al recibir la distinción a la película,  se lo dediqué a toda la gente trans que había muerto en el intento de ser quienes son. 

Reivindicaciones

-Ya es difícil ser mujer en Chile y ¿es más difícil ser mujer y trans en Chile?

- Son realidades similares y dificultades que se emparentan, pero dificultades al fin. De pronto una mujer trans no va a tener descuentos en la AFP, por el tema el tema de fertilidad, pero si hay otras discriminaciones.

-Pareciera no disminuir el tema de la discriminación a hacia la mujer

-El hecho de ser mujer trans o no, en un país como Chile, y en muchos lugares del mundo, te genera ese lugar desventajoso del género. Entonces la reflexión puede ser cuando surge de forma persistente el deseo de una persona por reconocerse a sí misma y por luchar por el reconocimiento de los otros, y que de paso, renuncia a una supuesta masculinidad, como por ejemplo, que es lo que me pasó a mí.

-¿Tú renunciaste  a una masculinidad?

-En verdad yo no renuncié a ninguna masculinidad, porque nunca me sentí un niño o un hombre. Lo que hubo fue un reconocimiento y cuestionamiento profundo de lo que yo quería comunicarles a los demás y de cómo eso podía mantenerme viva en ese momento hace catorce años en Chile, donde no había esta conciencia en derechos humanos.

-¿Cómo ves la baja de condena al agresor de Nabila Rifo?

-Es un acto de desfachatez, un acto de indolencia absoluta. Para mí, es una indecisión indecorosa y con ello me refiero a que es una actitud indigna.

-¿Hoy ser una mujer transexual, también tiene algo de ilegal?

-Claro, el cuerpo trans es ilegal, y lo que quiero decir con esa frase, es que las personas trans estamos sujetas a un sin fin de prohibiciones. Por ejemplo, yo no puedo casarme con un hombre si quisiera, ya que todavía no tengo mi nombre cambiado en el carnet.

-De ahí la importancia de la Ley de Identidad de Género.

-Claro, esa ley viene a reparar algo super concreto, que tiene que ver con el nombre y el sexo registrado en el registro civil. No otorga ni más, ni menos derechos de ningún tipo, ni recortes en el IVA o becas de alguna clase o  aporte fiscal de alguna cosa, ni nada.

-¿Te gustaría ser madre?

-Por ahora no.

-¿Formar una familia por tu cuenta?

-Con la familia que hoy tengo me basta y me sobra.

Mujer Fantasiosa

-¿Te reconocen en la calle?

Sí, pero a veces se me olvida todo esto. Me acuerdo que me van a reconocer cuando pasa. Yo aún voy caminando y tomándome una cerveza o fumándome un pito y se me olvida, pero no voy a dejar de ser quien he sido siempre, porque la gente me reconoce en la calle.

-¿Si hicieron una película de tu vida quién sería la actriz?

-No sé, solo espero que sea una actriz trans.

¿Te consideras una mujer fantástica?

-No, para nada, súper lejos de esa imagen, más bien me considero una mujer… fantasiosa.