Una de las cuatro versiones de "El Grito", la clásica obra del artista noruego Edvard Munch y una de las más famosas piezas de arte del mundo, será subastada este miércoles y el precio que se pagará por ella es incalculable.

La obra, que data de 1895, muestra a una persona que se agarra la cabeza con las manos en un grito de espanto, en un paisaje de Oslo visto desde la colina de Ekeberg, y representa un emblema del movimiento expresionista.

Se trata de una de las cuatro versiones que Munch (1863-1944) realizó entre 1893 y 1910 bajo el título de "El grito" y que perteneció durante más de 70 años a la colección particular de familia vecina de Munch.

Las otras tres piezas se encuentran en diferentes instituciones: dos en el museo Munch de Oslo, Noruega, y la tercera en la Galería Nacional noruega.

"Todo puede pasar, no se descarta ninguna cifra", dijo el jefe de la división de arte moderno de la casa de subastas Sotheby`s en Nueva York, Simon Shaw a los medios de prensa -en declaraciones reproducidas por DPA-, acerca de si la obra romperá o no el récord de una subasta, ostentado hasta el momento por un Picasso, “Desnudo, hojas verdes y busto”, por el que se pagó 106,5 millones de dólares.

En el ranking de obras más caras adquiridas en remates, le siguen un Giacometti, "L`homme qui marche I", por 104,3 millones de dólares y "Muchacho con pipa" de Pablo Picasso, por 104,2 millones de dólares.

Aunque "El grito" de Edvard Munch concentra gran parte de la atención, en la subasta también habrá otra gran obra maestra: "Femme assise dans un fauteuil", de Picasso, que podría llegar a los 30 millones de dólares (22,6 millones de euros), además de otros trabajos de Salvador Dalí, Auguste Rodin y Joan Miró.