El Cairo. El ministerio de Antigüedades de Egipto ha recuperado algunos de los tesoros nacionales que desaparecieron del Museo de El Cairo durante la revuelta que derrocó a Hosni Mubarak, dijo este lunes el principal egiptólogo del país.

Los objetos - entre los que está una estatua del rey Tutankamón y otros de la era del faraón Akenatón - desaparecieron cuando grupos de saqueadores entraron en el museo durante las masivas protestas que llenaron las calles aledañas al edificio, situado en el centro de El Cairo.

Sin embargo, Zahi Hawas, nombrado recientemente ministro de Estado para Antigüedades, dijo en un comunicado que algunas piezas, como un escarabajo sagrado y una pequeña estatua ushabti, habían sido halladas.

Parte de un féretro que databa de hace 3.000 años fue encontrado fuera del museo.

"Hallamos dos de los ocho objetos desaparecidos fuera del museo, entre un edificio gubernamental que se incendió y la tienda de regalos. Seguimos buscando y encontraremos más", dijo Hawas a Reuters.

Entre las piezas aún desaparecidas figuran una estatua de la esposa de Akenatón, Nefertiti, haciendo ofrendas; una estatua de piedra de un escriba de Amarna; y el torso y extremidades superiores de una estatua de madera dorada de Tutankamón.

Hawas dijo este domingo que ladrones también atacaron un almacén cercano a las pirámides de Dahshur, 35 kilómetros al sur de El Cairo, el segundo asalto en el lugar en días.