El partido de ultraderecha francés Frente Nacional demandará a Madonna después de que emitiera unas imágenes de la líder del partido, Marine Le Pen, con una esvástica sobreimpresa en el rostro en un concierto este sábado en París, según afirmó un responsable del partido.

El video, emitido en una pantalla gigante, ya había sido utilizado en otras ocasiones por la cantante estadounidense, y muestra su cara fusionándose con las de otras figuras públicas, como el papa Benedicto y el ex presidente de Egipto Hosni Mubarak, derrocado por las protestas populares del año pasado.

El rostro de la líder del Frente Nacional aparece unos pocos segundos, con el símbolo nazi impuesto brevemente sobre ella y seguida de los rasgos de un hombre parecido a Adolf Hitler.

"La semana que viene se presentará una demanda por injurias", dijo a Reuters Florian Philippot, vicepresidente del Frente Nacional.

Calificó las imágenes de provocación "inaceptable" por el intento de asociar a Le Pen, que obtuvo 18% del voto en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en abril, con el nazismo.

Desde que asumio el liderazgo del Frente Nacional de manos de su padre ex paramilitar Jean-Marie el año pasado, Le Pen ha intentado ampliar la base del partido expulsando a los extremistas y poniendo fin al discurso racista y antisemita.

"Es nuestro deber presentar una demanda para defender a nuestros votantes y patrocinadores", dijo Philippot.

Aunque los llamamientos de Le Pen al proteccionismo y la salida de Francia del euro le han granjeado la simpatía de parte del electorado, el partido sólo obtuvo dos escaños de los 577 de la Asamblea Nacional en las elecciones legislativas del mes pasado, en parte debido al propio sistema electoral francés.