Quito. Los cantautores Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat han vuelto a unir sus fuerzas en torno a la música, y en sus críticas al gobierno de Mariano de Rajoy.

Pertenecientes al colectivo de apoyo al PSOE en tiempos de Zapatero, ‘la ceja’, y durante una rueda de promoción en Chile correspondiente a su nueva gira, ‘Dos pájaros contraatacan’, Sabina y Serrat no han dudado en justificar la expropiación de la filial de la española Repsol, YPF, por parte del gobierno de Cristina Fernández y enmarcarla en según los artistas la situación que vive nuestro país: “España está como el culo, muy mal”, espetó Joaquín Sabina entre risas.

“Yo no soy Repsol, yo no me siento en ningún momento agredido por ningún gobierno”, afirmó Joan Manuel Serrat, que también justificó la nacionalización de la empresa Transportadora de Energía, filial de Red Eléctrica de España, por parte de Evo Morales, presidente de Bolivia: “Son casos que entran dentro de la soberanía de cada Estado”.

El autor de ‘Penélope’, afirmó que no le preocupa tanto lo que le pueda pasar a las multinacionales españolas, como las políticas que está aplicando el gobierno: “Para mí tienen mucho más interés las reformas que se están aplicando en España como los recortes a la sanidad, los recortes a la educación, los recortes la investigación y a las libertades y la angustia de que cualquier cosas vale para conseguir un trabajo”.

Por su parte, Joaquín Sabina, hizo un llamamiento a los denominados ‘indignados’, asegurando sentirse como uno de ellos, algo que según el cantante ha revertido en las letras de sus nuevas canciones: “Nosotros queremos que salgan unas canciones indignadas, porque nosotros también estamos indignados”, afirmó el autor de ‘Princesa’. “España está como el culo, muy mal”, aseveró Sabina.