Londres. Un trabajo de restauración a lo largo de 18 meses en el cuadro "Vergine delle rocce" (La Virgen de las Rocas) de Leonardo da Vinci ha revelado que el artista del Renacimiento pudo haber pintado la obra por sí solo y no, como se pensaba antes, con la ayuda de sus asistentes.

La pintura, una segunda versión de una obra exhibida en el Louvre de París, también parece que nunca fue completamente terminada, según el equipo de conservación de la National Gallery británica, donde el cuadro volverá a ser expuesto este miércoles por la tarde.

El proceso de limpieza reveló detalles escondidos durante mucho tiempo bajo una capa de barniz aplicada en 1948-1949 y desde entonces comenzó a degradarse, reduciendo la sombra sutil de la imagen, especialmente en las partes más oscuras, y afectando su sentido del espacio.

El trabajo de conservación y el estudio de materiales y técnicas mostraron partes de la pintura que fueron terminadas en distintas etapas, señaló la galería, con la mano del ángel apenas completada mientras que las cabezas de las figuras principales parecen estar completamente terminadas.

"En el pasado, los conservadores de galerías, como muchos académicos del arte renacentista en otras partes, han explicado los diferentes niveles de terminación y resolución en una obra alegando que Leonardo era ayudado por asistentes", dijo la galería en un comunicado.

"Ahora se ve posible que Leonardo haya pintado todo el cuadro por sí solo, dejando algunas partes simplemente esbozadas o no terminadas por completo, mientras que otras partes las finalizó totalmente", agregaron.

En 2005, expertos que utilizaron tecnología infrarroja descubrieron dos trazos de dibujos distintos al de la obra debajo de la superficie de la pintura, que fue adquirida por la National Gallery en 1880.

Uno de ellos era un diseño totalmente distinto al que finalmente se pintó, mientras que el otro era un dibujo de la virgen pero con considerables diferencias.

El cuadro, con fecha de 1491 a 1508, será exhibido en un nuevo marco italiano que incorpora partes de fines del siglo XV comprado especialmente por la galería el año pasado.