La Cancillería argentina recibió el pedido de extradición de Moria Casán por el caso de la desaparición de unas joyas que la actriz utilizó en una presentación en Asunción en julio pasado, informó el abogado de la vedette, Matías Morla.

"El pedido de extradición de Moria llegó a Cancillería", confirmó Morla esta mañana en el programa radial Ciudad Gotik, que conduce Jorge Rial.

El pedido también alcanza al manager de la vedette, Luciano Garbellano, y a su asistente Alexis Sotto.

Morla explicó que estaban esperando este pedido y que ahora "se va a fijar una audiencia en la Argentina y el tribunal decidirá si la extradita o no".

El abogado precisó que la idea es que "Moria sea juzgada acá con leyes nuestras porque entendemos que en Paraguay no están dadas las garantías para un juicio justo y hay una serie de irregularidades que impiden la legítima defensa".

La justicia argentina tendrá 45 días para resolver el pedido realizado por la jueza paraguaya Dina Marchuk con fecha del 28 de agosto pasado y en caso de que la respuesta sea afirmativa, Moria será trasladada en calidad de detenida a Asunción.

En declaraciones a la prensa guaraní y justificando el pedido de extradición, Marchuk dijo que existen elementos "más que suficientes que vinculan a los imputados con la desaparición de unas joyas", reclamadas por el joyero Juan Armando Benítez, y que tendrían un valor superior a US$85 mil.

El viernes 27 de julio, Moria Casán presentó un espectáculo producido por Luciano Garbellano en el Centro de Convenciones de la Conmebol de Asunción, donde usó un colgante de brillantes con zafiros azules y un par de aros con brillantes, entregados en préstamo por Benítez, quien denunció ante la Fiscalía que sus joyas no fueron devueltas como habían convenido.