La Paz. Después que el escritor Mario Vargas Llosa calificara como una “ seudodemocracia” el régimen político de Bolivia, el presidente de ese país, Evo Morales, respondió al literato y consideró que los pueblos indígenas son víctimas de escritores que los desprecian.

Junto con plantear que los pueblos deberían pensar a qué clase de personas se les concede el galardón, indicó: "¿cómo puede recibir el Premio Nobel uno que me trata de payaso? Si a un presidente lo trata de payaso ¿a mis hermanos cómo los verá ese literato?", informó El Correo.

Por su parte, el vicepresidente boliviano, Álvaro García, calificó al Nobel de Literatura como un “político fracasado” e “ignorante en el ámbito de la ideología política”.

En parte de su discurso de aceptación del máximo galardón de las letras, este martes en Estocolmo, Vargas Llosa se refirió a la política en la región. “Padecemos menos dictaduras que antaño, sólo en Cuba y su candidata a secundarla, Venezuela, y algunas seudodemocracias populistas y payasas, como las de Bolivia...”.

García cuestionó la posición del literato y ex candidato a la presidencia del Perú (1990) y le recomendó que se dedique a escribir novelas. “La recomendación es que siga escribiendo más novelas, nos distraen a todos, porque otro oficio —en los oficios de la política o de la ideología— muestra una incompetencia, propia también de un premio Nobel", respondió.

En alusión a su paso por la política, el vicepresidente boliviano sostuvo que “Vargas Llosa es un gran literato, pero es un político fracasado y es un ignorante en el ámbito de la ideología política”. El escritor fue derrotado, en una segunda vuelta, por Alberto Fujimori.

Cuando se conoció al nuevo premio Nobel, el presidente Evo Morales expresó en octubre que es “sospechosa” la entrega del galardón. La posición provocó la reacción del propio gobernante peruano, Alan García, quien respondió que Morales podría optar al premio Nobel, pero de la reelección.

El presidente Evo Morales afirmó el 11 de octubre que Mario Vargas Llosa lo ataca trimestralmente en sus páginas de opinión. Además expresó sospechas respecto a la entrega del Premio Nobel de Literatura de este año, que recayó en el escritor peruano.

Un día después, esta posición generó la reacción del mandatario peruano, Alan García, quien consideró que su colega boliviano debería optar al Nobel de la reelección, en alusión a la viabilidad de un nuevo mandato de Morales. El vicepresidente Álvaro García llamó el 13 de octubre “arribista” y “patético” al gobernante peruano.

*Con información de La Razón de Bolivia.