El Cairo. Durante las protestas registradas en Egipto que culminaron con la renuncia de Hosni Mubarak, se robaron numerosas piezas del Museo Egipcio de El Cairo a raíz del asalto del pasado 28 de enero, e importantes.

Entre las piezas sustraídas figuran varias del periodo de Amarna y del ajuar funerario de Tutankamón.

Entre éstas figuran la cabeza de una princesa en arenisca, una estatua en caliza de Akhenaton, otra de la famosa reina Nefertiti y otra de un escriba.

El diario El País indica que a diferencia de la afirmado originalmente por el responsable de las antigüedades de Egipto, Zahi Hawass, la arremetida contra el museo no fue desorganizado.

Por el contrario, el hecho de que los ladrones robaran piezas selectas del periodo de Amarna, indica que los ladrones sabían muy bien qué querían robar.