Londres. Los organizadores de los Juegos Olímpicos respondieron este domingo a sus críticos tras semanas de feroces titulares y dijeron que los comentarios negativos respecto a una errada planificación y altos costos del evento eran superados por el entusiasmo público mientras se acerca la ceremonia de apertura.

La famosa y crítica prensa británica, que ha destacado problemas de seguridad y transporte antes de los Olímpicos, que se desarrollarán del 27 de julio al 12 de agosto, también pareció tomar un enfoque más positivo mientras miles de personas salían a esperar y vitorear el paso de la antorcha olímpica por Londres.

"Creo que posiblemente lo que estamos pasando como país, como ciudad es ese momento necesario antes de que suba el telón de depresión sicológica para dar paso al alboroto que partirá el viernes cuando se inicie el show", dijo a la BBC el alcalde de Londres, Boris Johnson.

"El ánimo está cambiando de forma perceptible, las personas empezaron a animarse de verdad aquí en Londres respecto al arribo de la antorcha (.. .) Las últimas nubes de humedad y escepticismo se desvanecerán", dijo posteriormente a Sky News.

Miles salieron a las calles londinenses este sábado mientras el relevo de la antorcha comenzaba su último viaje alrededor de Gran Bretaña, y este domingo la llama fue llevada a lo más alto de la rueda de la fortuna del London Eye, frente al Big Ben y las Cámaras del Parlamento.

En los próximos días, la antorcha será portada alrededor de los hitos religiosos, políticos y reales de Londres, para terminar iluminando la caldera olímpica en el este de Londres.

La espera de los juegos se ha visto obstaculizada por semanas de lluvia y dificultades para reclutar al suficiente personal de seguridad, lo que llevó al gobierno a recurrir a miles de oficiales militares adicionales para compensar la escasez.

Las demoras en transporte también asedian el evento, puesto que funcionarios de inmigraciones planean una huelga para el 26 de julio y los conductores de trenes del centro de Inglaterra preparan una paralización de actividades del 6 al 8 de agosto.

La red de trenes subterráneos de Londres, una creación del siglo XIX, podría verse en problemas para lidiar con los miles de turistas.

En un escrito para el británico Daily Mail, el presidente del comité organizador de las Olimpiadas de Londres, Sebastian Coe, dijo que las palabras "fiasco, caos y crisis" se convirtieron en la nueva divisa de los periodistas, quienes describen al comité como "disfuncional".

"A veces respondes porque el reportaje no tiene conexión con la realidad (.. .) tienes un deseo insaciable de empezar cada explicación a tu inquisidor con: 'Tranquilízate. Estamos acogiendo la mayor celebración del deporte", agregó.