El acosado presidente de la FIFA, Joseph Blatter, pidió este miércoles a los 208 miembros de su federación que le ayuden a resolver los problemas del organismo que gestiona el fútbol sin ayuda externa, en un discurso durante la inauguración del congreso anual.

"Sabemos que el barco de la FIFA está en aguas revueltas, podría decir incluso en aguas turbulentas, pero creo que este barco debe ser devuelto a la vía adecuada", dijo en su discurso inaugural.

"Soy el capitán de este barco y es mi obligación y responsabilidad ver que volvemos al camino correcto, pero sólo puedo hacerlo con vosotros, las 208 asociaciones (nacionales).

"Vosotros sois los dueños de la FIFA". "Sois el órgano legislativo, pero sois el organismo decisivo. Estoy seguro de que compartís la idea de que podemos resolver los problemas de la FIFA reforzando lo que ya tenemos".

La FIFA se ha visto asediada por acusaciones de corrupción y cuatro miembros del comité ejecutivo han sido suspendidos desde octubre.

Chuck Blazer ocupó su puesto en el comité ejecutivo pese a los intentos por destituirle como secretario general de la federación Concacaf.

Blazer fue el autor de un informe que llevó a la suspensión de Jack Warner y Mohamed bin Hammam el domingo en medio de acusaciones de dinero a cambio de votos.