Bogotá. Colombia, que busca combatir la violencia en los estadios de fútbol y sus alrededores, lanzó este martes una ley que establece penas de hasta cinco años de cárcel para quienes perturben los juegos con ataques contra jugadores o aficionados.

Los actos de violencia en los estadios se han incrementado en los últimos años en Colombia, donde el fútbol es el deporte más popular.

Lanzamientos de objetos a árbitros y jugadores desde las tribunas, asesinatos de aficionados y ataques a establecimientos comerciales en medio de enfrentamientos entre barras suelen ser normales en los estadios y sus alrededores.

"Lo que sí no podemos tolerar es que el comportamiento violento y peligroso de algunos hinchas convierta a los estadios en campos de batalla y no en escenarios de paz, como deben ser", dijo el presidente Juan Manuel Santos en el acto de presentación de la ley.

"Y con esta ley lo van a tener que pensar dos veces antes de perturbar el desarrollo de una competencia. Estamos hablando de cárcel de entre 1 y 5 años para quienes lancen objetos peligrosos, no sólo dentro de un estadio, sino en cualquier lugar relacionado con el evento deportivo", explicó.

La ley establece que la pena aumentará si se usan artefactos explosivos, elementos incendiarios o sustancias químicas.

La agresión física o verbal o el daño a la infraestructura deportiva motivará sanciones que no sólo contemplan multas, sino también la prohibición de volver a escenarios deportivos hasta por 5 años.