Londres. Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro deben finalizar su presupuesto lo antes posible, dijo el Comité Olímpico Internacional este domingo, cuando la clausura de Londres 2012 vuelve la mirada hacia la ciudad sudamericana.

Río, que se convertirá en la primera ciudad sudamericana que alberga unos Juegos Olímpicos de verano, aún ha de anunciar el presupuesto para los Juegos, que se disputarán en cuatro años, y ha habido una preocupación creciente de que los organizadores no estén siendo tan rápidos como al COI le gustaría.

"Estamos pidiendo que el presupuesto esté terminado lo antes posible", dijo el jefe del COI, Jacques Rogge, a los periodistas antes de la ceremonia de clausura de Londres. "Estamos trabajando juntos para establecer el presupuesto", añadió.

El jefe de inspectores del COI para el progreso en Río, Nawal El Mutawakel, había dicho en un informe antes de los Juegos de Londres que era necesaria una "coordinación muy vigorosa", instando a los organizadores a acelerar los preparativos.

Los organizadores de Río no han querido hasta ahora especular sobre el presupuesto general de los Juegos, que en Londres ha superado los 9.000 millones de libras (unos US$14.117 millones). La ciudad brasileña recibió hace tres años el encargo de albergar los Juegos pero aún tiene que terminar su plan.

El alcalde de Río, Eduardo Paes, dijo el 3 de agosto: "No podemos dar un coste general porque algunos proyectos aún no están definidos".

Añadió: "Sólo podemos desvelar el coste de los Juegos Olímpicos cuando todo esté listo. Todo depende de los proyectos".

La economía brasileña se ha estancado a medida que la débil actividad manufacturera, el contagio financiero de la zona euro y el débil sentimiento inversor han pasado factura al que era uno de los mercados emergentes más dinámicos del mundo cuando Río consiguió los Juegos en 2009.