Río de Janeiro. Técnicos del Ayuntamiento de Río de Janeiro encontraron este martes tres vertidos de aguas residuales en la laguna Rodrigo de Freitas, sede de las pruebas de piragüismo y remo en los Juegos Olímpicos del próximo agosto, informaron fuentes municipales.

En un comunicado, la alcaldía carioca aseguró que los vertidos se descubrieron durante una visita de supervisión realizada este lunes por técnicos de la secretaría municipal de Medio Ambiente y la compañía de aguas (Cedae) a un centro comercial de lujo, al hipódromo y a una gasolinera, tras haber recibido varias denuncias de asociaciones de vecinos.

En el lujoso Shopping Leblon, se detectó el vertido de aguas residuales en las galerías pluviales que desembocan en la laguna. Ya en el Jockey Club, el hipódromo de la ciudad, se halló el desagüe de orina en las galerías pluviales. Por último, en una gasolinera próxima al hipódromo se detectó indicios de "vertidos ocasionales y derrame de aceite" durante la operación del lavado de automóviles.

Según la Alcaldía, los tres establecimientos fueron advertidos y disponen ahora de 72 horas para subsanar los problemas y presentar la documentación correspondiente a la secretaría. De no hacerlo, podrían ser multados en hasta 10 millones de reales (unos US$2,8 millones) y con la clausura de los establecimientos.

La turística laguna Rodrigo de Freitas, en la zona sur de la ciudad y que rodea los barrios de Ipanema, Humaitá y Copacabana, será el escenario de las pruebas de piragüismo y remo durante los Juegos Olímpicos, a los pies del cerro Corcovado.

No obstante, la contaminación de sus aguas, igual que las de la Bahía de Guanabara, donde se realizarán las pruenas de vela, han provocado fuertes quejas de los atletas y de la población, debido a que su limpieza era parte del programa de la candidatura carioca para las olimpiadas de este mes de agosto.