Brasilia. El presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), Joseph Blatter, expresó que recibió de parte de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, la garantía de que los compromisos del organismo "se cumplirán", con miras a la organización del Mundial de fútbol en el 2014.

El dirigente se entrevistó con la máxima autoridad del gobierno brasileño en el Palacio de Planalto, en Brasilia.

"Dilma (Roussef) aseguró que todas las garantías para la Copa del Mundo serán entregadas para FIFA", expresó el titular de la entidad deportiva internacional, una vez concretado el cónclave.

El ministro de Deportes brasileño, Aldo Rebelo, que también participó del encuentro, aseguró: "El gobierno brasileño está empeñado en cumplir sus compromisos para que el Mundial sea un éxito", según reprodujo un informe de la agencia Brasil.

Uno de los temas que traía aparejados problemas consistía en la autorización para el expendio de bebidas alcohólicas dentro de los estadios en los que se llevarán a cabo el Mundial.

La reunión de Blatter con Roussef se dio luego del malestar que ocasionó el secretario de FIFA, Jerome Valcke, quien días atrás dijo que Brasil "no está haciendo las cosas bien" para la organización de la Copa 2014.

El dirigente suizo confió hoy que Valcke seguirá siendo el "interlocutor" de la institución con el gobierno brasileño y dijo: "Jerome continúa trabajando para FIFA. El problema entre Valcke y Brasil es un problema que pertenece al presidente de FIFA que ya lo va a solucionar".

"Tenemos la certeza total de que Brasil realizará la mejor Copa del Mundo de todos los tiempos", prometió Blatter.