Con la llegada de la Copa del Mundo de Brasil 2014 también arriban a las familias mexicanas varios problemas que afectan sus relaciones de pareja y con los hijos: "Nosotros lo definimos como uno de los meses más improductivos en materia laboral de cada cuatro años, donde también se presenta una baja en el rendimiento escolar de los menores, y de igual forma, se originan conflictos diversos que afectan, en cierta medida, la estabilidad del hogar. Hay desatención de la pareja, las tareas cotidianas de la casa pasan a segundo plano e incluso hay cambios en la vida social: si no se negocia esto en familia generará desaguisados familiares", explicó la Dra. Claudia Sotelo Arias, directora del Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia (CEEPI).

Otro punto, y no menos importante, son los gastos que pueden involucrar la Copa del Mundo, es decir, desde adquirir estampas para el álbum, videojuegos, compra playeras y ropa, aplicaciones, gastos en bares y restaurantes (que no estaban previstos en la planeación familiar) hasta suscripciones en televisión de paga: "Algunas familias se dejan llevar por estos elementos y al final del mundial vendrán los problemas para pagar las deudas con los consabidas peleas al respecto", sostuvo.

A decir de la especialista, el efecto "Copa del Mundo" produce problemas bien identificados: más de la mitad de los varones esperan con ansía la llegada del mundial y con ello centran gran parte de su atención no sólo en los partidos de futbol, sino a toda la programación que preparan los medios de comunicación para tal evento. "Hay una disputa constante por los horarios para ver la tele. En casos más extremos, las agendas familiares su basan en las horas de los juegos. También sucede con frecuencia que las mujeres erróneamente comienzan a competir con el nuevo enemigo, el futbol,", reveló Sotelo Arias.

En los niños los problemas tienen relación con un baja de rendimiento de escolar, y peleas constantes con los padres porque los hijos se la pasan viendo los partidos de futbol y la programación deportiva: "Si hay conflictos en la pareja, se recrudecerán. Por ello, como en el futbol debe haber reglas claras. Las familias deben negociar los partidos que verán y cada uno de los integrantes tendrá que ceder algo. Todas las relaciones familiares son así y la idea es sacrificar algunas cosas para ganar más al final. Asimismo los gastos deben preverse y basarse en la realidad de la economía familiar para no caer en la maquinaria de ventas y así evitar un endeudamiento innecesario", concluyó Sotelo Arias.

Este mes pueden presentarse problemas en la familia como:

-Baja de productividad laboral.

-Conflictos familiares diversos.

- Baja de rendimiento escolar en niños y jóvenes.

- Los adultos y algunos niños pueden subir de peso.

- Aislamiento.

- Depresión cuando el equipo nacional pierde o queda eliminado.

Mayores informes en www.ceepi.mx