El presidente de Bolivia expresó este domingo el deseo de mantener en su país la competencia para las próximas ediciones.

En declaraciones a los medios en el pueblo de Villazón, fronterizo con Argentina, el presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró estar contento con la organización realizada para recibir a los competidores del Rally Dakar.

"He visto al venir desde Uyuni gente movilizada en las serranías, en los ríos. Es impresionante cómo el deporte integra y por eso agradecer a la ASO por aceptarnos estar acá y vamos a seguir conversando para que podamos continuar en los próximos años", afirmó.

Agregó que su "gran deseo" es que la competencia "no solamente pase por dos departamentos", sino que se amplíe a otras regiones bolivianas.

Bolivia fue incluida por primera vez en el recorrido del Dakar, que comenzó el domingo pasado en la ciudad argentina de Rosario, aunque solamente las motos y los quads ingresarán a este país, mientras que los camiones y coches pasarán directo a Chile.

Los competidores ingresaron a territorio boliviano por Villazón, donde Morales y el vicepresidente del país, Álvaro García Linera, además de decenas de "amautas" (sabios indígenas), los recibieron con rituales andinos para pedir a la "Pachamama" (Madre Tierra) que el Rally se desarrolle sin inconvenientes.

Una meta es en el pueblo de Uyuni, donde se encuentra el salar homónimo, uno de los mayores atractivos turísticos de Bolivia con una extensión de más de 10.000 kilómetros cuadrados.

Estaba previsto que la carrera atravesara el salar de Uyuni, pero se decidió bordearlo debido a las fuertes lluvias que cayeron en la zona en los últimos días.