Singapur. El arreglo de partidos en el fútbol produce US$90.000 millones al año, una cifra equivalente a las apuestas legales, dijo este miércoles el jefe de seguridad de la FIDA, Chris Eaton, enfatizando en la necesidad de frenar la corrupción en el deporte.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, prometió la semana pasada 20 millones de euros (US$28,53 millones) para crear una unidad anticorrupción con base en Singapur para combatir el arreglo de partidos, que oficiales de la policía describen como una forma de crimen de bajo riesgo y altos beneficios.

"La criminalidad involucrada en arreglar partidos de fútbol es global, enorme y organizada (...) El fútbol es demasiado respetado mundialmente para no ser protegido", dijo Eaton.

"Estos son criminales aprovechándose. No quieren ser respetados, no son Robin Hoods, no son buenas personas. Hacen daño a los jugadores y destruyen carreras", agregó.

"La criminalidad involucrada en arreglar partidos de fútbol es global, enorme y organizada (...) El fútbol es demasiado respetado mundialmente para no ser protegido". Chris Eaton.

La unidad, en asociación a la Interpol, apunta a desarrollar un programa para dirigentes del fútbol jugadores y administradores que advierta contra el arreglo de partidos y los alerte sobre cómo deshonra el deporte y podría arruinar sus carreras.

Involucrará educación internacional y entrenamiento por cursos virtuales. La Interpol también informará a los jugadores antes de cada competencia para asegurarse de que sean completamente conscientes de cómo el arreglo de partidos podría afectar sus carreras.

"Protegemos a los jugadores jóvenes, protegemos a los árbitros jóvenes enseñándoles a resistir las tentaciones de las que estas personas están intentando aprovecharse", dijo Eaton, quien alguna vez fue oficial de la Interpol.

Pero la unidad no buscará activamente tomar medidas o procesar a los responsables de los arreglos de partidos.

"La FIFA es una organización de administración del fútbol. No es una organización investigativa. No conducimos muchas operaciones de seguridad con un poco de fútbol. Conducimos mucho fútbol con un poco de seguridad", explicó Eaton.

"Procesar no es mi prioridad, de hecho, no es una prioridad en lo más mínimo", agregó.