La medida la adoptó la cámara de resolución del Comité de Ética, que consideró que el ex miembro del Comité Ejecutivo y ex secretario general de la Concacaf durante su etapa como oficial de la FIFA tuvo un rol destacado en actividades que incluyeron la oferta, la aceptación y la comisión y recibo de pagos ilegales, comisiones y sobornos.

Blazer es una pieza clave en las investigaciones que la justicia de Estados Unidos y la suiza llevan a cabo por posibles casos de corrupción dentro de la FIFA y que llevaron a la detención el pasado 27 de mayo de siete directivos de la organización cuando iban a participar en el Congreso para la reelección de Joseph Blatter como presidente.

Recientemente se reveló parte de su confesión al juez, en la que admitió haber ayudado a arreglar la concesión de varios mundiales (Francia 1998 y Sudáfrica 2010) y varias ediciones de la Copa de Oro, consignó la agencia de noticias EFE.

La sanción, que impedirá a Blazer participar en cualquier actividad relacionada con el fútbol, regirá desde este jueves y se basa en las investigaciones desarrolladas por el Comité de Ética en respuesta al informe final del Comité de Integridad de la Concacaf y a los cargos presentados por la justicia de Estados Unidos contra varios directivos de la FIFA.

La FIFA considera que Blazer violó varios artículos del Código Ético relativos a las reglas generales de conducta, los principios de lealtad, confidencialidad, deber de información y cooperación, conflicto de intereses, oferta y aceptación de regalos y otros beneficios y soborno y corrupción.