Bogotá. La Fiscalía General de Colombia anunció que investiga el supuesto ingreso de millonarias sumas de dinero del narcotráfico al club de fútbol Santa Fe, tras decomisar US$29 millones y 17 millones de euros a un prófugo traficante de drogas.

Se trata del más reciente caso que involucra a equipos del fútbol colombiano con los carteles de las drogas, después de los que se registraron en el pasado con clubes como América, Millonarios y Unión Magdalena.

"Claro, hay unas menciones que ustedes ya conocen desde hace varios meses, y esa es línea de trabajo sobre la cual la Fiscalía viene investigando", dijo a periodistas el fiscal general encargado, Guillermo Mendoza.

El director de la Policía Nacional, general Oscar Naranjo, afirmó que dinero del narcotraficante Daniel "El Loco" Barrera ingresó al equipo seis veces campeón de la liga colombiana y actual líder del torneo clausura.

"No nos cabe duda de que parte de esas finanzas estuvieron encaminadas a financiar el equipo Independiente Santa Fe", sostuvo Naranjo.

Por su parte la directora de la Unidad Antinarcóticos de la Fiscalía, Ana Margarita Durán, dijo que hay suficientes materiales probatorios para ratificar el ingreso de dinero del narcotráfico al equipo de Bogotá.

"Este equipo de fútbol si recibió dinero por parte del narcotráfico a través de testaferros", afirmó la funcionario.

El presidente de Santa Fe, César Pastrana, dijo que el club colaborará con las investigaciones de las autoridades y negó haber recibido algún requerimiento por parte de la Fiscalía.

"Santa Fe tiene las puertas abiertas para todo lo que necesiten. Ahí están los soportes, ahí están todo lo que quieran investigar", declaró el dirigente deportivo.

"Desde hace varios meses se viene manejando este tema, pero en el momento no ha habido oficialmente por parte de la Fiscalía ningún requerimiento", explicó.

Pastrana reveló que el anunció de la Fiscalía frustró la firma de un contrato con una empresa que tenía la intención de vincularse al club como patrocinador.

Otros casos. El fútbol colombiano se ha visto manchado en el pasado con otros casos que vinculaban a clubes con dinero proveniente de las actividades del narcotráfico.

El club América fue propiedad desde la década de 1980 de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, los jefes del Cartel de Cali actualmente confinados en una cárcel de Estados Unidos.

El gobierno estadounidense incluyó al equipo en la denominada lista Clinton que prohíbe a personas y empresas realizar negocios con los que integran el listado y establece sanciones económicas para quienes no acaten la norma.

En tanto, una parte de la propiedad de Millonarios que perteneció al extinto jefe militar del Cartel de Medellín, José Gonzalo Rodríguez Gacha, fue expropiada por el Gobierno de Colombia.

Una situación similar ocurrió con el equipo Unión Magdalena, actualmente en la segunda división, que perteneció a un empresario acusado de tráfico de cocaína.