Santiago. Inhabilitado para ejercer su cargo quedó finalmente el presidente electo de la Asociación Nacional de Fútbol de Chile (ANFP), Jorge Segovia, luego que el Tribunal de Honor de dicha instancia definiera este martes que el directivo del club deportivo Unión Española, no cuenta con todos los requisitos que exige la normativa del fútbol de ese país.

Segovia, que fue electo el 4 de noviembre ganándole a un exitoso Harold Mayne-Nicholls y provocando la salida de la banca técnica de Marcelo Bielsa, anunció que "haremos los pasos que correspondan en este caso", y "actuaremos con prudencia, pero con firmeza".

El Tribunal de Honor indicó que se debe llamar a nuevas elecciones para antes del 15 de enero, por lo que el dirigente de origen español y dueño también de la Universidad Internacional SEK, no podrá asumir el cargo.

"No he dicho si vamos a ir a tribunales o no. Bajo ningún concepto vamos a admitir que se aplique la ley de una forma unidireccional con una persona", dijo Segovia al canal de televisión local TVN. Según reveló, la normativa que él no cumple es común en el fútbol chileno, puesto que el 90% de sus dirigentes pasan por lo mismo.

"Todo Chile sabe que ésto que se ha aplicado, se ha hecho, solamente a mi lista. Esto es para todos o para ninguno, sino es una dictadura", agregó Segovia, cuestionando a la saliente directiva de Harold Mayne-Nicholls.

"Si hay algo que hemos visto en este proceso es que de inapelable no hay nada. Habrán noticias de los pasos que vamos a dar. Lo haremos a la máxima brevedad", avisó el dirigente español, agregando que "estamos preparando una lista que ya está englobando a 63 dirigentes del fútbol chileno que también están afectados".

Los cuestionamientos a Segovia surgieron luego que se confirmaran negocios entre su universidad y Unión Española, club deportivo también de su propiedad. Aquello, la normativa del fútbol chileno lo permite, pero inhabilita a los titulares de esos negocios a presentarse a elecciones dirigenciales.