Rio de Janeiro, Xinhua. El secretario especial de la Copa del Mundo, Luis Fernandes, aseguró que el Mundial de Brasil en 2014 será un éxito, pese al luto que embarga al país por el incendio ocurrido el pasado domingo en una discoteca en el sur.

Fernandes reaccionó con irritación al ser cuestionado en rueda de prensa concedida por la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) y por el Comité Organizador Local (COL), en Río de Janeiro, sobre el impacto que tendrá en el Mundial la tragedia de la discoteca Kiss en la ciudad de Santa María, la cual ha dejado hasta ahora 235 muertos.

"Estamos de luto por esta tragedia, pero ello no tiene nada que ver con la preparación hacia el Mundial. Todos los estadios fueron construidos incorporando lo más avanzado en el mundo en lo que a seguridad se refiere", enfatizó.

Según el representante del gobierno brasileño en el COL, eso se debe a "un complejo de inferioridad de los brasileños que creían que el país estaba destinado al fracaso" y a una mentalidad "colonizadora" que aún existe en algunas partes del mundo.

Fernandes agregó que con sus cinco títulos mundiales, Brasil logró superar el complejo de inferioridad en el fútbol, "pero todavía hay algo de esto en la mentalidad nacional y en la visión que tienen del país desde afuera".

"Brasil debe transmitir al mundo un mensaje positivo y confiado. No somos menos que nadie. Tenemos plenas condiciones de realizar el Mundial y la Copa Confederaciones con todos los aspectos necesarios y queremos transmitir este mensaje al mundo'", agregó.

El secretario especial de la Copa del Mundo representó en la rueda de prensa al ministro brasileño de Deportes, Aldo Rebelo, ausente por otros compromisos en Brasilia.

Antes, el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, quien concluyó este miércoles su primera gira de inspección a las ciudades sede en 2013, minimizó las dificultades en la preparación de Brasil.

"Es cierto que a veces hay que trabajar más que lo esperado y que en ocasiones es más difícil que lo esperado. Pero también tuvimos retos en Sudáfrica y los tenemos en Rusia y en Qatar. Hay estructuras distintas, temas políticos distintos. Debemos adaptarnos al país organizador," indicó.

Valcke dijo estar confiado en que todos los estadios serán entregados a tiempo.

"En Manaos se ha mejorado la planificación y la entrega del estadio ha sido anticipada a diciembre de 2013. No hay riesgo de que alguno de los estadios no esté listo", afirmó.