Lima. Los partidos de fútbol profesional de Perú no tendrán resguardo policial a partir del 2015, amenazó este miércoles el gobierno, que busca destinar más agentes a luchar contra la creciente inseguridad ciudadana.

El ministro del Interior, Daniel Urresti, dijo a través de su cuenta de Twitter que la policía no puede desproteger a la población y que sus efectivos deben estar "realizando operativos y capturando delincuentes" y no en los estadios de fútbol.

"El presidente de la FPF (Federación Peruana de Fútbol) que salga elegido tendrá que considerar la posibilidad para el 2015 de no contar con resguardo policial para los partidos", afirmó Urresti en uno de sus mensajes por la red social.

"Las ciudades se quedan sin protección policial los miércoles y domingos (días de partidos de fútbol) a pesar de la situación de inseguridad que estamos combatiendo", agregó.

La inseguridad ciudadana se ha convertido en la principal razón de desaprobación de la gestión del presidente Ollanta Humala, cuya popularidad cayó dos puntos porcentuales a 25% en noviembre frente al mes anterior, en medio de un avance del crimen organizado, según la encuestadora Ipsos Perú.

"Necesito a la policía 100% cuidando a los ciudadanos y capturando delincuentes; no necesito a la policía cuidando partidos de fútbol. Si es necesario, ellos tendrán que contratar al personal policial", dijo Urresti a la radio RPP.

El directivo de Sporting Cristal Francisco Lombardi afirmó que los clubes no podrían asumir el costo de resguardo policial por los problemas económicos que enfrentan y que ello ensombrecería aún más el panorama del fútbol el próximo año.

Final ajetreado. A cada partido de "alto riesgo", como el clásico Alianza Lima-Universitario, se destina en promedio unos 5.000 policías, destacó Urresti.

Un representante de la FPF que solicitó no ser identificado dijo a Reuters que "quien tiene que tomar sus precauciones es el presidente de la Asociación Deportiva de Fútbol" (ADFP), que es el gremio encargado de organizar los partidos del torneo local.

La advertencia del Gobierno se da luego de la postergación del partido del miércoles para definir al campeón del torneo Clausura entre Alianza Lima y Sporting Cristal, por la falta de policías, que esta semana están concentrados en la cumbre mundial de las Naciones Unidas sobre el cambio climático.

Perú dispuso unos 40.000 policías para que resguarden la cumbre de dos semanas que se realiza en Lima, en la que participan unos 10.000 representantes de 195 países.

La definición del torneo Clausura se jugaría el jueves en la sureña ciudad de Arequipa, según el portavoz de la ADFP. El ganador del choque entre Alianza Lima y Sporting Cristal tendrá que enfrentarse con Juan Aurich, campeón del torneo Apertura, por el título nacional. La serie por el título sería el 8 y 14 de diciembre.

Urresti ha criticado antes al presidente de la FPF, Manuel Burga, por buscar reelegirse en el cargo y hasta ha pedido al órgano rector del deporte local que intervenga a la FPF.

El fútbol en Perú atraviesa su peor momento en décadas por la crisis económica de sus clubes y su opaca presencia en torneos internacionales. La selección peruana no clasifica a un Mundial desde 1982 y sus últimas actuaciones han sido muy flojas.

La última vez que Perú tuvo un buen desempeño fue en la Copa América del 2011, cuando salió tercera.