Londres. El primer ensayo importante de la seguridad aérea que se desplegará en los Juegos Olímpicos se realizó esta semana en una base al norte de Londres, en un plan cuyo principal objetivo es reducir los tiempos de respuesta en caso de una eventualidad.

Aviones de combate, sistemas de alerta temprana y control aerotransportado sin tripulación (AWACS, por sus siglas en inglés), helicópteros, misiles aire-aire y francotiradores fueron desplegados durante dos horas en la base de Waddington, ubicada al este de Inglaterra.

"Esto es parte de una maniobra de rutina adoptada para proteger a Gran Bretaña contra las intrusiones del espacio aéreo", dijo el secretario de Defensa de Gran Bretaña, Philip Hammond, en una visita al lugar de los ejercicios militares.

Gran parte de la preparación de la seguridad para los Juegos Olímpicos se basa en trasladar las fuerzas más cerca de Londres para reducir los tiempos de respuesta.

Hammond reveló que los preparativos de seguridad agregaban unas "pocas decenas de millones de libras esterlinas" al presupuesto olímpico general.

Si bien algunos aspectos pueden ser parte de operaciones normales de seguridad, controlar una variedad tan amplia de defensa aérea requería un ajuste especial, dijeron los equipos involucrados.

Buscando evitar incidentes, todos los elementos se centran en la identificación temprana y la intervención de elementos desconocidos.

La seguridad en los Juegos Olímpicos ha aumentado desde los ataques del 11 de septiembre a Estados Unidos, aunque Gran Bretaña descartó algún tipo de presión internacional para incrementar los recursos especialmente para esta ocasión.

"No he sido consciente de ningún tipo de presión internacional para reforzar la seguridad olímpica", dijo Hammond.

"Por supuesto que nuestros socios internacionales están interesados en saber cómo vamos a implementar la seguridad adecuada durante los Juegos Olímpicos (...) y este tipo de ejercicios están mostrando el tipo de medidas que vamos a tomar", agregó.

Gran Bretaña al parecer superará los 1.000 millones de libras esterlinas (US$1.583 millones) en gasto para mantener la seguridad de los Juegos, pero según informes algunos países todavía tienen dudas.

Un informe publicado en noviembre por The Guardian dijo que Estados Unidos planea enviar 1.000 agentes para proteger a los deportistas de su país.

"Yo podría esperar que países como Estados Unidos e Israel envíen sus propios agentes ya que esto daría protección a sus equipos, pero está claro que vamos a proporcionar una dotación de seguridad global en los Juegos Olímpicos y el componente militar visto hoy (miércoles) es sólo una parte de esto", dijo Hammond.