Porto Alegre. Gremio de Brasil goleó en casa 3-1 al Liverpool uruguayo en partido de vuelta por la primera fase de Copa Libertadores de fútbol y clasificó al Grupo 2 del certamen, mientras su rival fue eliminado en su debut en el torneo.

El conjunto brasileño, que dirige el técnico Renato Gaúcho, enfrentará en la fase grupal a Junior de Colombia, Oriente Petrolero de Bolivia y León de Huánuco de Perú.

Gremio, que había empatado 2-2 en la ida, selló la victoria con tantos del atacante André Lima, a los 37 minutos, y del centrocampista Vinicius Pacheco, a los 57 y 73.

Liverpool había encendido las alarmas con la apertura de la cuenta del atacante Emiliano Alfaro, a los 34 minutos. Sin embargo, la expulsión del mediocampista Michel Acosta, a los 54, marcó el descalabro del equipo en la segunda parte.

El duelo contó con el arbitraje del argentino Sergio Pezzotta y se disputó ante 34.000 espectadores en el Estadio Olímpico de la ciudad de Porto Alegre.

A poco de andar el encuentro -y luego de que el árbitro del partido debió detener el duelo porque dos jugadores del visitante vestían el mismo número de camiseta-, Liverpool ya lograba asentarse con menos improvisación dentro del campo de juego para contener el despliegue ofensivo del local.

El conjunto uruguayo, dirigido por el técnico Eduardo Favaro, incluso consiguió adelantarse en el marcador promediando la media hora de juego luego de un contragolpe que finiquitó Alfaro con un potente remate.

Lejos de amedrentarse, Gremio logró la igualdad sólo minutos después a través de un cabezazo del atacante André Lima, tras un tiro libre ejecutado por el mediocampista Fábio Rochemback.

El brasileño Rochemback, ex jugador del Barcelona de España, a los 16 minutos inició una jugada que pudo haber dado la ventaja al conjunto local, pero que desperdició el mismo André Lima con el arco rival vacío.

En el complemento la expulsión de Acosta a poco de reanudado el partido, tras una falta a André Lima, pareció asestar el golpe definitivo al visitante.

Tres minutos después de la expulsión del volante rival, Rochembak dejó en posición de gol a Vinicus Pacheco, quien convirtió al tocar el balón ante la salida del meta uruguayo.

En la recta final del encuentro el Mismo Vinicius Pacheco sentenció el marcador final tras una desaplicación de la defensa de Liverpool, que terminó por sellar la victoria final del conjunto de Porto Alegre.