Londres. El objetivo de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 es que el evento resista la recesión para crear o conservar puestos de trabajo en tiempos económicos vulnerables, según dijo el presidente del comité organizador, Sebastian Coe.

El gobierno británico ha recortado 27 millones de libras esterlinas (32 millones de euros) en el presupuesto olímpico, como parte de sus medidas de austeridad de amplio alcance para hacer frente al déficit económico en el país.

"Cada departamento gubernamental sabe que perderá 25% de su presupuesto durante los próximos cuatro años. Así que hay que reconocer que estamos en una era diferente en materia monetaria y fiscal", dijo Coe.

"El producto derivado de los Juegos, los 6.500 millones de libras esterlinas de construcción y las 10.500 personas que se están empleando actualmente en el parque olímpico (...) es una actividad económica que no sólo se ha creado, sino que salvaguarda el empleo en tiempos económicos muy vulnerables", agregó.

Coe dijo que la crisis bancaria y la recesión mundial que continuó dio lugar a un colapso en la confianza en las instituciones nacionales de Reino Unido, especialmente entre los jóvenes. Pero el dirigente está convencido de que los Olímpicos pueden reconstruir la confianza perdida.

"Siempre he percibido que el movimiento olímpico tiene la oportunidad de volver a calibrar algunos de nuestros valores y ponerlos en el contexto actual de la amistad, el respeto, la valentía y la determinación", agregó el ex atleta.

A pesar de que sigue confiando en que Londres 2012 está en buen camino financiero y sus obras serán realizadas a tiempo, el bicampeón olímpico de los 1.500 metros utilizó una analogía para describir la importancia de la fase actual de construcción.

"Hice 13 récords mundiales y no tengo la intención de hacer el 14 por ser el primer presidente de un comité organizador que no tiene todo listo en su momento", concluyó.