Rio de Janeiro. El Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 anunció este jueves oficialmente que el presupuesto para la preparación de la cita es de 7.000 millones de reales (equivalentes a unos US$2.900 millones).

El monto, divulgado a falta de 925 días para el inicio de los Juegos, representa un aumento del 67% frente a la previsión de 4.200 millones de reales (US$1.762 millones) estimada en 2008, cuando se presentó formalmente la candidatura de la ciudad para albergar la cita.

Según el director de operaciones de Río 2016, Leonardo Gryner, el aumento se debió a la inflación del 31,89% acumulada entre 2009 y 2013 en Brasil, sumada a otros factores, como aumentos de gastos con equipos de seguridad y de tecnología y la inclusión de dos nuevas modalidades (golf y rugby) en los Juegos Olímpicos y de otras dos (canotaje y triatlón) en los Juegos Paralímpicos.

El dirigente añadió que el presupuesto incluye, entre otras cosas, gastos con servicios, tales como: la alimentación de atletas, trabajadores y voluntarios, la selección y entrenamiento de 70.000 voluntarios, seguridad, limpieza, atención médica y uniformes, entre otros.

A su vez, el director general del Comité Organizador de Río 2016, Sidney Levy, aclaró que el total de los gastos previstos será financiado con recursos privados, ya sea de patrocinadores locales o internacionales, por venta de entradas y "licensing" de productos y por aportes del Comité Olímpico Internacional (COI), que cubrirá un 21% del total.

Pese al aumento, el presidente del Comité Organizador de los Juegos, Carlos Arthur Nuzman, recordó que el presupuesto de Río 2016 es un 30% menor que el de Londres 2012, aunque destacó que eso no incluye el costo de las infraestructuras.

El anuncio de este jueves representa solamente una parte del presupuesto. El martes próximo, la Autoridad Pública Olímpica (APO) informará del monto de dinero público invertido para cumplir los compromisos asumidos por Brasil con el COI para realizar los primeros Juegos Olímpicos del continente sudamericano.

Los costos incluyen la construcción de lugares de competencia, de centros de prensa y de alojamientos para delegaciones y representantes de los medios, entre otros.

Luego, en marzo, los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal) anunciarán, en fecha aún por definir, las inversiones en proyectos de "Políticas Públicas", tales como la construcción de una nueva línea de metro conectando el barrio de Barra da Tijuca -que recibirá la mayor parte de las competencias olímpicas- al resto de la ciudad.