Montevideo. La jueza uruguaya especializada en crimen organizado, Adriana de los Santos, embargó nueve inmuebles de Eugenio Figueredo, ex presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

Figueredo, investigado en Uruguay por estafa, asociación para delinquir y lavado de activos, tenía propiedades en este país por un valor aproximado de US$5 millones, publicó este miércoles el diario local El Observador.

Los bienes embargados a pedido del fiscal Juan Gómez son cuatro propiedades en el exclusivo balneario Punta del Este (este) y cinco en una de las zonas más caras de Montevideo.

Un Tribunal de Apelaciones de Uruguay autorizó recientemente a continuar la investigación contra Figueredo, de 83 años, quien primero fue vicepresidente de la Conmebol (1993-2013), luego su presidente (2013-2014) y vicepresidente de la federación internacional de fútbol (FIFA) desde 2014.

El 27 de mayo pasado este dirigente fue detenido en Suiza junto a otros pares de la FIFA por supuesta corrupción a raíz de una imputación de la justicia de Estados Unidos.

En Uruguay a Figueredo se le investiga por una denuncia presentada en 2014 por clubes del fútbol local sobre maniobras con los derechos televisivos de la copas Libertadores y Sudamericana.

De acuerdo con la demanda, el empresario uruguayo Francisco "Paco" Casal ofreció por los derechos de televisación de esos torneos US$805 millones, mientras la Conmebol se lo concedió por US$381 millones a la firma T&T, también imputada por coimas por la justicia estadounidense.