Río de Janeiro. La Justicia brasileña impuso una multa de 35.000 reales (unos US$10.800) al nadador James Feigen para dejar el país, luego de la falsa denuncia de que había sido víctima de un asalto junto a tres miembros más del equipo estadounidense de natación en Río de Janeiro, informaron hoy medios locales.

Según divulgó la televisión "Globo", Feigen fue acusado por "falsa comunicación de crimen" y tras una declaración de cuatro horas ante la Justicia, se comprometió a pagar la multa establecida, cuyo dinero será destinado a una ONG de una favela de Río de Janeiro que enseña judo a niños y adolescentes.

Feigen, junto a sus compañeros Gunnar Bentz, Jack Conger y Ryan Lochte, este último el más conocido de los cuatro por ser oro olímpico, denunciaron haber sido asaltados la madrugada del domingo cuando volvían en un taxi a la Villa Olímpica, tras participar en una fiesta.

Por la repercusión del caso, la Policía brasileña abrió una investigación en la que acabó comprobando que los nadadores mintieron, y que en realidad protagonizaron una pelea en una gasolinera próxima a la Villa Olímpica, a la que llegaron embriagados y terminaron peleándose con los guardias de seguridad, tras hacer destrozos en el local.

Luego de ello, la Justicia pidió retener los pasaportes de los cuatro, aunque Lochte, quien hizo la denuncia, ya se encontraba en Estados Unidos.

A Bentz y a Conger se les prohibió viajar a su país el miércoles por la noche, y tras prestar declaración policial, admitieron la falsedad de la denuncia.

En su declaración, Bentz, Conger y Feigen atribuyeron la invención al 12 veces medallista olímpico Lochte, quien llegó a aparecer en la televisión estadounidense relatando el supuesto asalto a punta de pistola en Río de Janeiro, donde compitieron en los Juegos Olímpicos.

Feigen, a través de la Justicia, pidió disculpas a los brasileños y a las autoridades que se movilizaron para resolver el caso, que ha generado una gran polémica en Brasil.

El Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC) pidió perdón a Brasil por la conducta exhibida por sus nadadores.