Lima. El presidente del Comité Olímpico Peruano (COP), José Quiñones, afirmó este lunes que su país "está en disposición de organizar" en los plazos previstos los Juegos Panamericanos del 2019, a pesar de las versiones de retrasos en el comienzo de las obras y despilfarro de recursos económicos.

Quiñones, quien el viernes denunció la intención de Chile de solicitar la sede de los XVIII Juegos Panamericanos y hace una semana renunció al cargo en medio de una denuncia a su gestión, expresó hoy a Radio Programas del Perú (RPP) su confianza en que la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) respaldará la designación de Lima hecha en el 2013.

El presidente del COP participa en la asamblea de la Odepa, que se celebra en la ciudad mexicana de Puerto Vallarta, y en la que debe presentar un informe de los avances de la organización.

Quiñones aseguró que "una gran mayoría" de los miembros de la asamblea de la Odepa apoyan a Perú.

"No puedo adelantar que sea el ciento por ciento, pero me atrevo a aventurar que será casi unánime", precisó.

El directivo afirmó el viernes que su homólogo chileno, Neven Ilic, estaba en Puerto Vallarta para pedir "formalmente que se le entregue la sede a Santiago" ante las sospechas de retrasos en la infraestructura anunciada por el Comité Organizador de Lima y las renuncias de las máximas autoridades deportivas de Perú.

El directivo afirmó el viernes que su homólogo chileno, Neven Ilic, estaba en Puerto Vallarta para pedir "formalmente que se le entregue la sede a Santiago" ante las sospechas de retrasos en la infraestructura anunciada por el Comité Organizador de Lima y las renuncias de las máximas autoridades deportivas de Perú.

Quiñones presentó la semana pasada su renuncia al cargo, que aún debe ser debatida el 23 de enero por los dirigentes de las federaciones nacionales, tras una polémica con el congresista oficialista Daniel Abugattás, quien lo denunció por "despilfarrar" un millón y medio de soles (unos US$517.000) en modernizar sus oficinas.

El presidente del Instituto Peruano del Deporte, Francisco Boza, renunció en noviembre por sus presuntos nexos con el empresario prófugo Martín Belaunde, que supuestamente intercedió para modificar en el Congreso los presupuestos generales del Estado en favor de su institución.

Medios locales también han señalado que existe un retraso en el inicio de las obras ofrecidas para organizar los Panamericanos, aunque en diciembre pasado ya se inauguró el nuevo Centro de Alto Rendimiento (CAR) en la Villa Deportiva Nacional (Videna).

A pesar de ello, los medios locales han señalado que el Plan Maestro presentado para la celebración de los Panamericanos aún no ha sido aprobado por la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) .

Para obtener la sede, Perú ofreció una inversión de US$700 millones con obras deportivas en Lima y el puerto del Callao, que incluirán varios polideportivos, una Villa Olímpica y la modernización del sistema de transporte, que debe incluir la segunda línea del metro, cuya primera piedra fue colocada en diciembre pasado.