Las 16 selecciones eliminadas de la primera fase de la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014 no se fueron con la manos vacías ya que la organización destinó US$128 millones por su participación.

El Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) determinó otorgar una recompensa de US$8 millones para cada Federación por tomar parte en la fase de clasificación.

En la fase de octavos -desde este sábado al 1 de julio- los ocho equipos que vayan a ser eliminados recibirán un premio de US$9 millones.

En tanto, las selecciones que tomen parte en los cuartos de final - del 4 al 5 de julio- y que no puedan avanzar más allá recibirán un premio de US$14 millones.

El campeón de Brasil 2014 recibirá US$35 millones, el subcampeón 25, el tercer lugar US$22 millones y el cuarto lugar US$20 millones.

En adición, cada una de las 32 selecciones recibirá US$1,5 millones por sus gastos de preparación; además US$70 millones para los clubes que hayan aportado jugadores para el Mundial de Brasil y otros US$20 millones para la federación amazónica.

A esas cantidades se suman US$100 millones que se utilizan como seguro para los jugadores que se lesionen mientras jueguen para sus selecciones.

En total, de acuerdo con el secretario general de la FIFA, Jerome Walcke, se distribuirán US$570 millones, esto es 37% más, que los premios otorgados en el Mundial de Sudáfrica 2010.