México D.F. Polémica causó entre los legisladores mexicanos el anuncio de que el presidente Felipe Calderón asistirá al partido de apertura del Mundial 2010, que tendrá como protagonistas a los equipos de México y Sudáfrica.

El Ejecutivo informó a la Comisión Permanente del Congreso que  el mandatario se ausentará hasta el 12 de junio para visitar Sudáfrica, por una invitación formulada por el gobierno de ese país.

La comisión del Congreso recibió el informativo del viaje, tres días después que el gobierno sudafricano revelara la gira de Calderón al país africano para asistir al partido de apertura del Mundial 2010.

En representación del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el diputado Sebastián Lerdo de Tejada, criticó el comunicado de prensa de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).  Consideró que con éste se intentó justificar el viaje sin mencionar el partido inaugural, señaló El Universal.

En el oficio, la canciller Patricia Espinosa señala que el viaje del jefe de Estado  permitirá “profundizar el diálogo político y crear un clima para el intercambio económico y la cooperación”.

Frente a ello, Lerdo de Tejada en la sesión de la Comisión Permanente del Congreso dijo que “el señor va a un partido de futbol, simplemente... Pero el problema no es que vaya, sino que le traiga mala suerte a la selección”.

Agregó que a su juicio es una “falta de respeto” que se informe que el mandatario va a una reunión de trabajo, cuando va a ver el futbol.

Al respecto, el diputado del oficialista Partido Acción Nacional (PAN), Javier Corral, dijo que  “(la comunicación) no ofende ni insulta”.

Por su parte su colega de partido, Carlos Alberto Pérez, defendió el viaje presidencial, recordando que el motivo principal de la gira de Calderón a Sudáfrica es dar una condecoración a Nelson Mandela.