Lima. El ministro peruano de Comercio Exterior y Turismo, Eduardo Ferreyros, ratificó esta martes el interés de su gobierno para que el territorio peruano sea considerado como escenario para la partida del Rally Dakar 2018.

 "Para ello se ha conformado una comisión multisectorial con la debida anticipación, pues, esta carrera internacional se realizará en enero del próximo año", expresó el ministro con la convicción de que Perú logrará ser sede de este evento internacional.

Según Ferreyros, si Perú logra ser punto de la partida del Dakar 2018, las actividades económicas y visitas de turistas, en el marco de este evento podrían generar alrededor de US$300 millones.

El ministro resaltó que los gastos en inversión, previsto por las autoridades peruanas de cerca de 6 millones de dólares, tendrá un efecto positivo en la economía peruana porque fomenta actividades hoteleras, venta de alimentos, bebidas y transportes.

Ferreyros también sostuvo que, entre otros beneficios, la realización de la largada de este rally internacional en Lima contribuirá a resaltar la imagen del Perú como un destino turístico, aprovechando que se difundirán 1.200 horas en 190 países.

De acuerdo a los organizadores de este evento internacional, la versión del próximo Dakar 2018 tiene previsto la participación de 750 competidores de los que alrededor de 40 pilotos serán peruanos.

Las aspiraciones de que el Rally Dakar regrese a Perú, que fue sede en el 2013, también se encuentra en disputa con las aspiraciones de otros países como Argentina y Paraguay, que aspiran a que sus territorios sean puntos de partida de este evento.