México D.F. Uno de cada cinco jóvenes en México tiene problemas para satisfacer sus necesidades de salud y educación, informó el Consejo Nacional de la Población (Conapo).

El informe advierte que esta situación de marginalidad tiende a reproducirse en las siguientes generaciones, ya que al llegar a la edad productiva la persona carece de vínculos con el mercado de trabajo, lo que obstaculiza la generación de los fondos básicos para sobrevivir.

Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en México hay 14 millones 900 mil jóvenes pobre, señaló El Universal.

La Comisión Económica para América Latina (Cepal) señala que la vulnerabilidad social se agrava por la atracción que representa ingresar a la delincuencia.

En este sentido, la investigadora de la UNAM, Marisa Delgado, alertó de que la a falta de una política de Estado propicia un elevado nivel de desencanto y desorientación entre los jóvenes.