Erick Barrondo entró este sábado a los libros de historia de Guatemala al ganar la primera medalla olímpica de su país en la marcha atlética de 20 kilómetros, y tras su hazaña dijo que espera que la magia del momento ayude a sus compatriotas a que en el futuro busquen zapatos deportivos en vez de armas.

"Todos saben que Guatemala tiene problemas de violencia. Yo sería feliz si después de esto alguien deja el mal camino y se pone a practicar deportes", dijo Barrondo tras la prueba, que pasó por el Palacio de Buckingham.

"Espero que esta medalla inspire a los niños en mi país a dejar las armas y en vez de eso conseguir zapatos de entrenamiento. Si eso pasa, seré el hombre más feliz del mundo", destacó.

Barrondo, de 21 años y cuyos padres fueron atletas de media distancia, incluso puso en pausa las preguntas de los periodistas para atender un llamado del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina.

"El presidente me felicitó. Me dijo que todo el mundo salió a las calles a celebrar", destacó el atleta latinoamericano. "Es un día glorioso para mí, pero lo es más para mi país".

Barrondo quedó segundo, por detrás de Chen Ding. El asiático, de 19 años, se impuso con récord olímpico de una hora y 18:46 minutos, superando por 11 segundos a Barrondo. El también chino Wang Zhen se quedó con la medalla de bronce.