El tenista suizo Roger Federer igualó el récord de siete títulos en el Abierto Británico y recuperó el número uno del mundo al derrotar el domingo por 4-6, 7-5, 6-3 y 6-4 al escocés Andy Murray en la final del torneo.

Federer, tercer preclasificado en el césped del All England Club, se adjudicó su título número 17 en eventos del Grand Slam y puso fin a las esperanzas de Murray se convertirse en el primer jugador británico en ser campeón en Wimbledon en 76 años.

El suizo se recuperó de un mal comienzo y dominó el resto del partido para asegurarse el triunfo y su regreso a la cima del ranking mundial una vez que el escalafón se actualice el lunes, destronando de ese lugar al serbio Novak Djokovic.

Murray empezó bien, ganó el primer set e impuso el ritmo al inicio del segundo, pero Federer consiguió un brillante quiebre en el duocécimo game para hacer la diferencia y equilibrar el marcador.

La lluvia interrumpió el encuentro por 40 minutos en el comienzo del tercer parcial y cuando los jugadores retornaron a la Cancha Central con el techo cerrado fue Federer quien asumió el control de las acciones.

El suizo logró un quiebre decisivo en un maratónico sexto game para definir la tercera manga a su favor y volvió a quebrar para ponerse 3-2 arriba en el cuarto set.

Federer sentenció la historia en su segundo punto para partido luego de tres horas y 24 minutos de juego.