Zurich. El Comité Ejecutivo de la FIFA (Fédération Internationale de Football Association) determinó este jueves que los próximos países en ser sedes oficiales de los mundiales de fútbol de 2018 y 2022, serán Rusia y Qatar, respectivamente.

Los 22 miembros del comité ejecutivo de la FIFA votaron tras ver presentaciones de media hora de las cuatro candidaturas europeas en competencia para el 2018. El miércoles se habían hecho las presentaciones finales para el torneo del 2022.

Junto a Rusia, competían para la organización de 2018 Inglaterra, la candidatura conjunta de España y Portugal, y la conformada por Holanda y Bélgica.

En tanto, contra Qatar para 2022 compitieron Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Australia.  

Joseph Blatter, presidente Ejecutivo de la FIFA, dio el anuncio esta mañana en Zurich, Suiza. El dirigente felicitó a todas las asociaciones de fútbol que presentaron sus candidaturas, "por el buen trabajo realizado y el mensaje que han entregado respecto a que el fútbol es más que un juego".

"Quiero felicitar a la Unión de Fútbol de Rusia porque es miembro de la FIFA y les deseo lo mejor porque organizar una Copa Mundial allí, que es más que un país, un continente, es muy importante", dijo Blatter.

"Este juego tiene un valor educativo porque se basa en la disciplina y el respeto... es un juego que da mucha esperanza a la humanidad y en particular a la juventud", concluyó Blatter.

Putin viaja Suiza. En tanto, luego de la votación y tras conocer el resultado, el primer ministro de Rusia, Vladimir Putin, anunció que iba a viajar a Zúrich para agradecerle a la FIFA por darle a su país la organización del Mundial de Fútbol 2018.

"Esta decisión muestra que hay confianza en Rusia", dijo Putin a periodistas antes de encaminarse al aeropuerto para viajar a Suiza.

Putin, quien el miércoles se había quejado por lo que calificó como una "competencia sin escrúpulos" por la sede del torneo, señaló que la decisión de la FIFA muestra la estabilidad económica y política de Rusia.

"¡Hurra! ¡Victoria!", dijo por su parte el presidente ruso Dmitry Medvedev en su cuenta de Twitter luego de la decisión de la FIFA.

El ministro de Finanzas Alexei Kudrin señaló por su parte que los gastos para el Mundial iban a ser mucho menores que los de los Juegos de Invierno de Sochi 2014.

"Serán significativamente menores", dijo Kudrin. "Tenemos un plan claro para la asignación de sedes", agregó.