Ibague. Tolima de Colombia venció el miércoles 2-0 a Corinthians de Brasil y avanzó a la fase de grupos de la Copa Libertadores de América, el máximo torneo del fútbol continental a nivel de clubes.

Los goles que le dieron la victoria y la continuidad en el torneo al equipo colombiano fueron marcados por Danny Santoya y Wilder Medina, en los minutos 65 y 77, respectivamente.

El partido se jugó en el estadio Manuel Murillo Toro de esta ciudad del centro de Colombia ante unos 25.000 espectadores.

Con su triunfo, Tolima se ubicó en el Grupo 7 con Estudiantes de Argentina, Cruzeiro de Brasil y Guaraní de Paraguay.

En el primer tiempo, Tolima fue un equipo agresivo, rápido e incisivo ofensivamente, con repetidas y claras llegadas de gol frente al arco de Julio César.

En el minuto 8, el arquero del equipo brasileño atajó un balón que llevaba camino de gol lanzado por Rafael Castillo, y en los minutos posteriores Medina y Diego Chará llegaron con claras posibilidades que no lograron convertir.

Corinthians aguantó el despliegue ofensivo de Tolima y sin hacer grandes esfuerzos tuvo algunas proyecciones ofensivas que no inquietaron a la defensa ni al arquero local.

Aunque fue un claro dominador en la primera parte, el equipo colombiano careció de definición para desequilibrar el marcador a su favor.

En el segundo tiempo, Corinthians fue más decidido, manejó el balón y complicó al equipo local, que sin la pelota quedó sin oficio táctico en el terreno de juego.

El equipo brasileño se acercó con algunas opciones de gol que no concretó mientras que Tolima aguantó hasta que con el paso de los minutos retomó el control del balón y del partido.

El equipo colombiano abrió el marcador por intermedio de Santoya, quien acaba de ingresar a la cancha y recibió un pase preciso de Elkin Murillo dentro del área que le permitió meter con la pierna izquierda el balón al fondo de la red del arco de Julio César.

Pese a conseguir la ventaja mínima que le permitía avanzar a la fase de grupos de la Copa Libertadores, Tolima no aflojó y mantuvo el orden táctico y la presión en el terreno de juego, mientras que los visitantes no tuvieron tiempo de reaccionar.

Doce minutos después, Murillo se descolgó por el costado derecho y lanzó un centro preciso para que Medina empujara la pelota con la cabeza al fondo de la red del arco de Corinthians y decretara el 2-0.